Seleccionar página
L1011V5

Otra panorámica del pueblo de Valldemossa. Pocos enclaves geográficos aglutinan belleza natural y apacible armonía urbanística de un modo que lo hace ese municipio. Si a eso añadimos una carretera sinuosa desde la que distraer (con demasiada facilidad) la mirada del volanteos tenemos la clave del encanto que Valldemossa ha ejercido desde hace siglos al visitante. No en vano tantos aartistas han quedado atrapados por este soberbio escenario natural. Pinté esta acuarela en 1996 y el original se vendió en 1999 en el transcurso de la ultima exposición que hice en la sala capitular de la cartuja de valldemossa. 17 años han pasado y ahora vuelvo a exponer allí (4-10 marzo 2016)

L1011V5

Reproducible desde formato postal (11x15cm) hasta DinA2 (42x58cm)

Habilidades

Publicado el

febrero 11, 2016

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *