Seleccionar página

L1011V12

L1011V12

El Patio de los mirtos, pequeña zona ajardinada coronada por un estanque central. A su alrededor traansitan los visitantes por el claustro de la Cartuja. Es un lugar íntimo donde a menudo, de niño, me retiraba a escuchar los pájaros o simplemente el canto del chorrito de agua. Los hijos de la orden de san Bruno sabían lo que se hacían cuando aceptaron la herencia de Martín el Humano, último monarca de la corona de Mallorca, quien en 1399 cedió las dependencias reales a la orden cartuja. Durante 430 años reconstruyeron y habitaron los monjes esos muros que ahora dan mudo testimonio de una historia que no ha de volver.

L1011V12

Reproducible desde formato postal (11x15cm) hasta DinA2 (42x58cm)

Habilidades

Publicado el

febrero 11, 2016

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *